La mejor respuesta: Qué se debe hacer para comprar una moto de segunda?

¿Cómo saber si la moto está en buen estado?

El motor no debe presentar fugas de aceite. El disco o los discos de freno deben ser impecables; los rayones indican descuido en el cambio oportuno de las pastillas. Además los discos no deben estar deformados (lo que también indica descuido), ni deben presentar ninguna rugosidad o aspereza.

¿Qué papeles me tienen que dar al comprar una moto?

Documentación. Es muy importante revisar con calma la documentación de la moto: tarjeta de circulación, factura (en caso de ser una moto vendida originalmente aquí en México) o pedimento y título de propiedad (en caso de ser americana.

¿Qué se debe tener en cuenta al comprar una moto de segunda?

Algunos consejos para tener en cuenta cuando piense en comprar moto usada

  • Escoja a conciencia. …
  • La pinta es lo de más. …
  • Una mirada al chasís. …
  • Algunos rastros de maltrato. …
  • Roturas en el motor. …
  • La cadena es clave. …
  • También se ‘funden’ …
  • Debe sentirse bien al volante.

¿Cuántos km tiene que tener una moto de segunda mano?

Lo primero que debes saber es la opinión de los fabricantes, que calculan una media de 100.000 kilómetros de vida útil para las motocicletas. Además, Los fabricantes apuntan que la edad media de vida de una moto suele ser de 12 y 15 años.

ES INTERESANTE:  Cuántos peregrinos recorren el Camino de Santiago en bicicleta?

¿Cuántos kilómetros hay que hacer para asentar una moto?

Todos los expertos coinciden en que para ajustar las diferentes partes del motor, fabricadas con componentes metálicos, tendrás que circular esos primeros 1.000 kilómetros entre un mínimo y un máximo de revoluciones. El máximo de revoluciones nunca debe ser el tope que te permita tu moto.

¿Que revisar al comprar una moto de segunda mano?

Agáchate y revisa escapes -si pasan por ahí- y el estado de la quilla, si tiene. Pasa el dedo por los discos de freno para comprobar que la superficie esté plana y sin surcos. Verificar el estado de las llantas y ver si tienen algún golpe o «llantazo». También que la horquilla no tire aceite por los retenes.